Guadalupe Ortíz de Landázuri… «Yes, I love Guadalupe»

El Colegio Mayor Alborán en la Beatificación de Guadalupe Ortí de Landázuri

Y por fin llego el día… Un día importante para todas las que formamos parte del Colegio Mayor Alborán y que esperábamos con mucha emoción e ilusión por la importancia de una fecha que habíamos señalado en el calendario, desde hacía muchos meses.

Un día en el que Guadalupe Ortíz de Landáruzi ha sido beatificada y en el que el Colegio Mayor Alborán, y parte de sus residentes, hemos estado presente y formado parte, de la ceremonia de beatificación de una mujer que ha sido, y será, un modelo a seguir.

Madrid ha sido el lugar de encuentro para 11.000 personas. Venidas desde todas las partes del mundo, hemos sido un solo corazón que ha vibrado con las palabras del Santo Padre, cuando la reconocía como un ejemplo  «de santidad de la normalidad».

 

GUADALUPE ORTÍZ DE LANDÁRUZI FUE UNA MUJER DE CIENCIA…

 

 

Una mujer que santificó su trabajo y que llevó el mensaje del Opus Dei hasta México; país desde el que much@s vinieron para rendir homenaje a una apasionada del conocimiento, cuyo mayor afán era su fe y anunciar el Evangelio.

México estaba en el corazón de Guadalupe. Eso se notaba en el acento, en las canciones, en las banderas y en las miradas de muchas mujeres que, desde el País de las Maravillas (cómo much@ lo conocen) se trasladaron hasta Madrid para dejar constancia de cómo Guadalupe Ortíz de Landáruzi dedicó especial atención, a la mujer mexicana.

México, Filipinas, Nigeria, Italia, India, Kenia, Croacia, Costa de Marfil, Japón o Camerún… ¡Y así hasta 60 nacionalidad! que, venidas desde los rincones más remotos, nos dimos cita para compartir vivencias, hablar y conocer más a fondo la trayectoria vital de Guadalupe Ortiz.

 

GUADALUPE ORTÍZ DE LANDÁRUZI, EJEMPLO DE FE INQUEBRANTABLE

 

Hubo momentos para todo y nuestras residentes pudieron conocer  lo que esta Gualupe Ortíz de Landáruzi hizo a lo largo de su vida:  Milagros como el que se obró en Antonio Jesús Sedano. Un hombre, que, a pocos días de ser operado, y con la simple oración de: «tú puedes hacerlo, haz que yo no tenga que ser operado, eso es poca cosa para ti»; pudo comprobar que no tenía que ser operado de un tumor maligno de piel en su ojo derecho. 

Conocimos el lado docente de esta apasionada de la Química. Una profesora que puso todo su empeño para que sus alumnos entendieran esta asignatura, o cómo impulsó centros de formación profesional para mujeres rurales. La puesta en marcha de una granja-escuela, un centro de enseñanza primaria y secundaria, un taller de confección y una escuela hotelera para mejorar la vida de las mujeres.

El día estuvo lleno de alegría… Una alegría incontenible que desbordó el Palacio de Vistalegre y que fue en aumento cuando, durante la ceremonia, hubo un gesto solidario hacia las mujeres investigadoras africanas

Ellas también fueron protagonistas ya que les fue entregada, a través de la ONG Harambee, diez becas anuales de movilidad para los próximo diez años; con el objetivo de «fomentar e impulsar la capacidad de los centros de investigación de sus países, crear nuevos equipos y nuevos campos de investigación que puedan abordar los grandes desafíos a los que se enfrenta su continente», tal y como afirmó Raquel Rodríguez, portavoz de la ONG.

Nos hicimos fotos, posamos en el photocall, brindamos por todo lo que habíamos vivido y sentimos, tal y cómo dijo el padre De la Hoz «cómo el espíritu de Guadalupe Ortiz de Landáruzi ayudó a la gente a tener horizontes, a tener ilusiones, valores, apertura de mente y de corazón». 

El Colegio Mayor Alborán fue y será para siempre Guadalupe: Una mujer sencilla con una fe inquebrantable… 

Por eso y por mucho más… «Yes, I love Guadalupe»

Esto es #viviralboran

#Alborán… Más que un Colegio Mayor 

Ya puedes ver todas las fotografías en la galería multimedia del Colegio Mayor Alborán